Decorar con colores neutros

Tendencias en cabeceros de cama
Tendencias en cabeceros de cama
20 febrero, 2019
tendencias de decoración en primavera
Tendencias de decoración en primavera
22 marzo, 2019
decorar con colores neutros

decorar con colores neutros

Las modas son relativamente pasajeras. Algunas van, otras vienen, otras regresan, pero pocas permanecen en el tiempo. Sin embargo, decorar con colores neutros es una tendencia ganadora. Hoy en Decomobel os damos las pistas para poderle sacar el mejor provecho.

Qué colores se consideran neutros

Podríamos definir los colores neutros como aquellos que combinan con cualquier otro color, no quitándole protagonismo. Son colores que sirven como base para decorar.

Los colores que tradicionalmente se han denominado neutros son el blanco, el negro y el gris, junto a sus diferentes tonalidades.

Sin embargo, definiciones más modernas de color neutro incluyen también el azul marino, el beige y diferentes tonalidades de marrón. Aunque para ser fieles a la definición inicial, estos últimos colores pueden englobarse más bien dentro de los denominados colores naturales, en lugar de neutros.

Decorar con colores neutros

Una idea de decoración con colores neutros consiste en no mezclarlos con otro tipo de colores.

Por ejemplo, el color blanco aporta una gran luminosidad a la habitación. Da sensación de frescura y de amplitud, agrandando ópticamente espacios reducidos.

Por el contrario, abusar de tonos de gris oscuro y negro pueden provocar que visualmente el espacio sea más pequeño de lo deseado. Estos tonos oscuros aportan elegancia y sobriedad en la decoración.

Si utilizamos gris claro, la luminosidad y amplitud no se reducen. Además, permite combinaciones con tonos claros y con otros más estridentes.

Combinando colores neutros

Otra alternativa es decorar con colores neutros combinados entre sí. Si mezclamos muebles, pintura y accesorios decorativos en tonos blanco, negro y gris, conseguiremos un ambiente moderno.

Los colores neutros con otros colores

Sin embargo, la finalidad principal de los colores neutros es mezclarlos con otras tonalidades más vivas. El contraste de ambos tonos le da frescura y originalidad a la decoración.

Si buscamos un look moderno, jugaremos con colores chillones como el amarillo o verde limón. Si la idea es algo más romántico, los colores pastel nos ayudarán a lograrlo.

Contraste de texturas

Por otra parte, es muy interesante jugar con las texturas, además de los colores. Podemos romper la uniformidad de un salón cuyos tapizados son de color neutro con un mueble metálico en tonos dorados, o un cojín de colores llamativos.

Las alfombras con dibujos geométricos, los azulejos decorados, una lámpara original… romper con la monotonía cromática es la clave para dar ese toque especial.

Los accesorios son los que pueden marcar la diferencia. Atrévete a mezclar colores y texturas, o mantén un clima más natural al decorar con colores neutros.

Pásate por Decomobel y encontrarás miles de ideas para decorar tu salón. Seguro que encuentras tu sofá ideal dentro de nuestra amplia exposición. Te esperamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies